domingo, julio 23, 2017

Detesto.

A ti qué tu boda quieres que sea la mejor.
A ti qué trabajas mucho para ganar más porque tú lo mereces.
A aquellos que me cuentan de su nueva religión porque es la verdad y tan solo ellos la descubrieron.
A aquellos discípulos de su ego inconciente.


Cada paso me acerca.
Presiento que quedan pocos años. Meses
 Horas. Cómo desearía vivir 1000 años.

sábado, abril 08, 2017

Ya no puedo volver,
ese tiempo quedó atrás,
en el que me llamabas niño,
y decías que besarme era como beberse un dios.

Todo se ha ido, esos tiempos de alegría,
desamor y locura.

De resacas interminables,
de aventuras extraordinarias,
de chamanes iniciados,
de caminos y rituales.

Me echo tanto de menos,
que quiero escaparme de mi,
regresarme a mi yo anterior,
y a mi antiguo vivir.

Echo de menos a mi gente,
esa que sé que no volverá,
no porque no vuelva,
si no porque ha dejado de ser.

miércoles, abril 05, 2017

Los testículos de mi perro son cada vez más largos. Se caen por la vida que llevan. Por los años y por su arrastre.
El único testículo que me queda se siente sólo. Nunca ha sabido vivir a su aire. Dependiente del derecho.

viernes, marzo 24, 2017

HOY QUIERO ESCRIBIR

La  muerte de la  que escapo corre a mi lado...siempre sin prisas.
Y yo, como siempre, nervioso, enfadado.
Me cago en dios y en mi puta madre,
Juro en vano mentiras de muerte.

Quiero dejar de pensar...
dejar de estar siempre encabronado con lo que pasa.
Sólo disfrutar,
como cuando fumo...sólo..

Solo yo...con mis ojos rojos.
frío a mi espalda.
ojeras diarias,
dolores de espalda,
culpas como castigos.

Oh capataz mi capataz.
Aléjate de mi mente
déjame en paz.

Esperando ese cambio,
que sólo dará paso.
Mi querida Santa Muerte.

sábado, octubre 22, 2016

Se me escapa la vida entre vinos y licores que nunca beberé.
Cielos tormentosos aprisionan un corazón solitario ya sin magia.
Noches árticas masturbándose buscando sexo telefónico.
Viejos jubilados y calvas blancas que en algún momento morirán.
Tristezas asustadas a la alegría de vivir.

sábado, agosto 27, 2016


Encierro a mis demonios o rezo entre tus piernas

Eres la droga más potente que nunca he probado,
ni siquiera te esnifé, tampoco te fumé,
pero por tu olor,
sé que puedes ser mi perdición.

Aún huelo mis caricias sobre tu piel,
atrapadas se quedaron en mis manos
y entre mis dedos,
los besos que aún no te he dado.


Te digo que me recuerdas a otra mujer,
a aquella que aún no he decidido marchar,
me dices que necesitas trabajar,
llamamos al intento y zas...

Puta guerra entre el bien y el mal,
el ángel y el demonio de mi cabeza
han decidido pelear,
si uno gana te tendré que besar,
y si el otro pierde mi mundillo desaparecerá.

El estado más hermoso que he conocido es el enamoramiento, ni el MDMA se ha podido comparar.


"Juega con caricias,

respira pecados.

Estrella y guionista

de historias prohibidas

con sabor a piel.


Con gracia, descaro y picardía

destroza futuros

que no necesita.

Suspira y conspira,

y con la yema de un dedo

hace que pare el mundo"


Doctor deseo

lunes, agosto 22, 2016

Cuando no te pones falda

Y pasas de mi como de una perdiz,
como perro cazador sin presa.
Saludo a la tarde a ver si se desnuda y apareces.
Hoy no he comido,
haré hambre con un nuevo orgasmo.

Es mi perdición,
ese manantial,
agujero mortal,
que huele fatal.

Y me dejan y se van,
yo contento escapo y no veo atrás,
sólo el hambre me hará girar,
es de noche volveré al matorral.


Canciones que me hacen recordar tiempos de amar.
Cenizas fuera del cenicero que soplas para limpiar.
Juguetes resueltos cientocincuentaysiete veces,
calores de invierno que ya no recuerdo.

Imanol tiene un ratón,
un ratón chiquitín ,
que le hace hacer cosas malas,
antes de dormir.

Me faltan pecados y perdones.